viernes, 11 de mayo de 2012

Los 199 años del Himno Nacional Argentino

El viejo Don Chaves era un tipo muy particular. Era alto, de huesos grandes y mirada seria. En varias oportunidades lo hice enojar con mis travesuras, pero claro, yo era muy chico y a veces no nos entendíamos. Tenía un carácter bastante fuerte cuando defendía sus convicciones y no daba el brazo a torcer por más que se las discutieras dos días seguidos. Sin embargo muchas veces dejaba mostrarse como una gran persona y nos llevábamos muy bien.

Ahora ¿por qué traigo a Don Tino (como lo llamaban en el barrio) a este espacio? Resulta que toda su humanidad se desplomaba en lagrimones cuando escuchaba el Himno Nacional Argentino. No estoy seguro de haber sido testigo de alguno de esos momentos pero Doña Tita, su mujer, daba cuenta de la veracidad del hecho. Esas estrofas y esa música podían con el viejo, le aflojaban inexorablemente las defensas.

Nuestro Himno Nacional nació cuando la Asamblea General Constituyente convocó la creación de una marcha capaz de rescatar los ideales de la Revolución de Mayo y representar un fuerte entusiasmo patriótico. El 11 de mayo de 1813 la letra presentada por Vicente López y Planes fue aprobada como “Marcha Patriótica”. La música fue confiada a un maestro catalán llamado Blas Parera.
A lo largo de los años, algunos arreglos en las melodías y alteraciones en la letra no han modificado sustancialmente el himno que todos conocemos. En 1847 se lo habría comenzado a llamar Himno Nacional Argentino y finalmente, el 30 de marzo del año 1900 se sancionó un decreto para que su entonación se lleve a cabo en actos públicos y escuelas.


La versión original del himno duraba veinte minutos pero en 1824 lo acortaron a un poco más de tres minutos como se lo conoce en la actualidad. Sin embargo, hay versiones de algo más de cuatro minutos como la de Jairo, presentada como parte del proyecto El Grito Sagrado en el año 1998. En el año 1990 Charly García había editado una versión que también superaba los cuatro minutos.
Doscientos años después de la creación musical de aquellos revolucionarios, el Himno Nacional Argentino se canta en diferentes ámbitos sociales y forma parte de la identidad argentina. Es bastante común ver deportistas argentinos entonándolo en diferentes disciplinas y percibir la emoción que generan las estrofas en cada uno de ellos.

Tal vez Argentino Fortunato Chaves, mi abuelo, sentía una emoción parecida cuando dejaba humedecer sus ojos un momento y nos mostraba sin querer su lado mas sensible. 



El video pertenece a Argentana1, del siguiente canal de Youtube: http://www.youtube.com/user/argentana1