miércoles, 29 de junio de 2011

México 86, el recuerdo del Diez (2° parte)

Pocos meses antes del mundial, los mexicanos sufrieron el mayor desastre natural de toda su historia. Un feroz terremoto de 8.1 grados en la escala de Richter se había desatado el día 19 de septiembre de 1985. Fueron poco más de dos minutos de temblor que afectó las zonas centro, sur y occidente del país. El saldo trágico fue de alrededor de 10.000 personas muertas. El país quedó destruido estructural y anímicamente. Esta desgracia puso en peligro la organización del mundial. Sin embargo, bajo el lema “México está de pie”, el orgullo y la tenacidad azteca se pusieron de manifiesto y la organización llegó en tiempo y forma para que la fiesta del fútbol se llevara a cabo en junio del año siguiente.

Como vimos en la 1°parte, las eliminatorias y la primera fase del mundial ya habían quedado atrás, a partir de allí, el conjunto argentino debía enfrentar los últimos cuatro partidos de cara a la consagración.

Fase de Octavos, Cuartos y Semifinal
La selección ganó su grupo y le tocó enfrentar en Octavos de final a los vecinos uruguayos. El resultado fue 1 a 0 con gol de Pasculli. Según Maradona, fue el partido más difícil de todos: “fue el partido más h… de p… del mundial…Pudimos ganarlo por goleada y terminamos pidiendo la hora con ese tiro de Ruben Paz... después de ese triunfo dije chau, ahora que venga cualquiera. Francia, Brasil, el que sea…Ya no tenía miedo”.
En Cuartos de Final, Brasil se quedó afuera por penales, el verdugo fue Francia. También quedaron en el camino el anfitrión y España. A la selección Argentina le tocó Inglaterra, nada más y nada menos. El recuerdo de la guerra de Malvinas estaba muy fresco y los argentinos tomaron el partido de una manera muy especial, casi como una revancha: “…antes de salir a la cancha contra Inglaterra todos sentíamos algo especial. Es lógico: como argentinos nos dolía lo de Malvinas. Y era lindo vengarse aunque fuera en un partido de fútbol…”
El partido quedó en manos de Argentina, el resultado fue un recordadísimo 2 a 1 con los dos goles más increíbles en la historia de los mundiales ¿su autor? “el Diez”: “Ya se…ya sé que todos estarán pensando en el gol, en el primero, ese que hice con la mano. Se han dicho tantas cosas, se han escrito tantas pavadas…la verdad es que no llegaba y me tiré con todo. Entró y salí corriendo como loco a festejar…Shilton protestó en seguida”.
“Después vino la obra maestra del terror. Creo que es un gol que va a quedar en la historia… a mí me ayudaron mucho Burruchaga y Valdano, que me acompañaron en toda la jugada. Entonces yo amagaba y seguía. Cuando salió el tiro, sentí que el grandote (por Terry Butcher) me metía una patada brutal, pero no me dolió. La emoción superó al dolor. Grité como loco…”
En semifinales, el rival fue Bélgica. Argentina ganó tranquilo aquel partido por 2 a 0 con goles de Maradona, sólo quedaba un partido y el rival era Alemania
La Final
“Lo que son las cosas…nadie había creído en nosotros, a lo mejor ni nosotros mismos antes de llegar a México. Y sin embargo estábamos en la final”
El partido se jugó el 29 de junio y lo comenzó ganando la selección con un gol del “tata” Brown y otro de Valdano. Después los germanos lo empataron a puro centro y cabezazo pero no les alcanzó: “…estaban muertos, no podían dar un paso más…cuando le puse la pelota, sentí que estaba el tercero. Burruchaga definió a lo grande”.
El resultado final fue 3 a 2 y la selección Argentina levantó su segunda copa del mundo. La anécdota del festejo final queda en palabras de “D10S”:
“En el vestuario empezamos a cantar y no paramos hasta Buenos Aires, yo creo. Cuando llegamos a la concentración del América, todos los jugadores nos dimos la mano y así hicimos la vuelta olímpica. En la cancha donde entrenábamos. Todos juntos, apretados, como el primer día. De sólo acordarme se me pone la piel de gallina…”

Personalmente, recuerdo el mundial de México con mucha nostalgia. El partido contra Italia lo habíamos escuchado en la escuela primaria junto a mis compañeros. Otros partidos los vi en la casa de un vecino y la final junto a mi vieja, en el sillón de mi casa, ¡con bandera de papel celeste y blanca!
Fuimos en el Fiat 125 del padre de un amigo hasta la estación de Lanús para festejar, la alegría que había en la gente era increíble. Han pasado ya 25 años de aquel recuerdo, ojala que muy pronto podamos volver a gritar ¡Campeones!

Ir a la 1° parte: http://www.elcocoliche.com.ar/2011/06/mexico-86-el-recuerdo-del-diez-1-parte.html

Corrección: Laura Beroldo (http://laura-exlibris.blogspot.com/)
Fuente: Revista El Grafico, Maradona, Diego, “Por todo esto ganamos el mundial…”, Buenos Aires, Editorial Atlántida, Buenos Aires, 1987.
Fotos: Gentileza Archivo del Diario La Nación.

miércoles, 22 de junio de 2011

México 86, el recuerdo del Diez (1° parte)

El mundial de México 86 significó para el pueblo argentino, la última gran alegría que pudo darnos el fútbol a nivel de selección. Aquel equipo que salía al campo de juego para comerse a sus rivales y que mantuvo un nivel de juego parejo contaba, además, con la presencia de un Diego Armando Maradona inspiradísimo, que se consagró como el mejor jugador del mundial.
Al cumplirse un año del logro, “el Diego” recordaba cada momento vivido en tierras aztecas, y lo compartía a través de la revista El Grafico. He aquí el recuerdo de México 86 de la mano del mejor de todos.


La Previa
La selección argentina arribó al mundial de México “raspando”. Esta afirmación quedaría en el imaginario social. Pero no fue tan así. Es verdad que el empate agónico de Ricardo Gareca, tras la guapeada de Passarella frente a Perú, depositó a la celeste y blanca en el mundial, pero también es cierto que Perú tenía un gran equipo y que Argentina ganó aquel grupo por sólo un punto. El segundo puesto obligó a la selección peruana a jugar un repechaje junto a Colombia, Chile y Paraguay. Este último fue el vencedor y, por ende, el cuarto clasificado junto a Argentina, Uruguay y Brasil. La selección cosechó 4 triunfos, 1 empate y 1 derrota (frente a Perú en Lima), con 12 goles a favor y 6 en contra. ¿Tan mala había sido la campaña?

Con respecto a los días previos al mundial, Maradona contaba lo siguiente: “Nosotros veníamos cacheteados, esa es la verdad. La clasificación, todo lo que se dijo y se escribió antes y después; lo cierto es que no teníamos una mano atrás y otra delante, teníamos las dos atrás, éramos náufragos…” pero la convivencia y el buen clima vivido durante la concentración formó un grupo fuerte: “Soy honesto: en esa época yo no me sentía campeón del mundo, pero de repente empezamos a crecer. Nos metimos en esa concentración del América y crecimos, crecimos todos. Habrá sido la convivencia, porque sabíamos que no había retorno, que debíamos jugarnos la vida.”

El Mundial. Fase de grupos
El primer partido jugado por la selección nacional fue frente a Corea del Sur. El resultado fue 3 a 1 a favor de Argentina, con dos goles de Valdano y uno de Ruggeri. Y “el Diego” lo recordaba así: “A Corea le ganamos bien, sin jugar brillantemente, pero era el debut y es comprensible que hubiera nervios. Además, ¡como me dieron esos coreanos h…de p…! Me daban sólo a mí. Lo tenían a Valdano que mide como dos metros y ni lo tocaban…”
Luego llegó Italia, el defensor del título, el resultado fue 1 a 1 con un lindo gol de Maradona. Los italianos se habían puesto en ventaja con un gol de penal: “Nos cobran ese penal infame, ese referí botón, porque es un botón… Es cierto que Burruchaga la toca con el brazo, pero no había peligro de gol, no había peligro de nada…”
La primera fase se cerró frente a Bulgaria con un 2 a 0 contundente, gracias a los goles de Valdano y Burruchaga: “Nos quedaba Bulgaria, pero la verdad es que no le temíamos… ¿saben dónde supe que el partido estaba ganado? Cuando salimos por el túnel rumbo a la cancha…Nosotros íbamos en fila pero gritando, golpeándonos brazo a brazo…ellos nos miraban y yo les note la cara de miedo. Habrán pensado: estos nos pasan por encima…”


La selección estaba afiladísima, los fantasmas de las eliminatorias y la primera fase del mundial habían quedado atrás. De aquí en más, el equipo de Carlos Salvador Bilardo intentaría sacar chapa de campeón. Lo mejor estaba por llegar…

Corrección: Laura Beroldo (http://laura-exlibris.blogspot.com/)
Fuente: Revista El Grafico, Maradona, Diego, “Por todo esto ganamos el mundial…”, Editorial Atlántida, Buenos Aires, 1987.
Fotos: Gentileza Archivo del Diario La Nación.

jueves, 9 de junio de 2011

Miguel Mateos, Rockas Vivas y un grito de libertad

"¿Y estos quiénes son?", fue la pregunta recurrente de buena parte de las 150.000 personas que se dieron cita el verano de 1981 en el estadio de Vélez Sarsfield. Ocurre que aquellas noches ¡tocó  Queen en Argentina! Y de teloneros aparecieron unos muchachitos que no los conocía nadie. Habían conseguido aquella oportunidad, gracias a un concurso de bandas de rock amateur, que los consagró como ganadores. ¡Ni siquiera habían editado un disco! Pero a partir de aquella noche, Miguel Mateos condujo aquel sueño adolescente llamado Zas, y lo condujo bien lejos…
Gracias a aquella presentación, un productor llamado Oscar López los convocó para grabar su primer disco titulado “ZAS”. Luego llegarían “Huevos” y “Tengo que parar”. Aquella trilogía terminó resumida en “Rockas Vivas”, un hito en el rock argento.
“Rockas” fue grabado en vivo en abril de 1985, en el Teatro Coliseo. Los integrantes de la banda eran: Miguel Mateos, en voz, teclados y guitarras, Raúl Chevallier, en bajo, Eduardo “chino” Sanz, en guitarras, Julio Lala en teclados y Alejandro Mateos, en batería y percusión.
El disco fue, digamos, un tanto particular. Desde la portada, donde se ve a un Mateos tocando la guitarra con la mano zurda, hasta el orden de los temas.
El lado A arranca con “Perdiendo el control”, un tema nuevo grabado en estudio, que es seguido por “Solo una noche más”, otro tema nuevo pero tocado en vivo. Se suceden “Va por vos, para vos”, el primer hit que se difundió del disco debut y “Tirá para arriba”. Este último culmina con la voz de Miguel despidiéndose del público, ¿qué cosa rara no? ¿el fin del lado A parece ser el fin del concierto? Lo cierto es que “Tirá” se convirtió en un clásico de los 80. La letra “representa la alegría de haber recuperado los derechos que habían sido perdidos por la dictadura militar y la alegría de iniciar un camino democrático” recordaba Miguel Mateos. Me pregunto: ¿Quién no recuerda esta estrofa?: “alguien tira para abajo, y yo me trato de zafar. Alguien que grita: "¡es de los nuestros!”, alguien que lo va a golpear. Pero venga lo que venga para bien o mal”.
El lado B es un popurrí de cuatro temas, cuyo denominador común nos remonta a la época de la dictadura militar. En “Un poco de satisfacción”, decía: “Quiero votar dos presidentes, quiero un país muy, muy diferente”, luego “Extra extra”: “Puedo invitarte a Obras, en este tiempo nos han hecho olvidar que en este país se puede ser feliz”.  El tercer tema enganchado era “Un gato en la ciudad”: “La noche está más peligrosa que ayer, no quiero desaparecer” y termina el popurrí con “En la cocina, huevos”. Respecto a este tema, que dio nombre al tercer disco de la banda, Miguel opinaba que: “Huevos, es un álbum que salió en plena dictadura militar y era como una respuesta, un grito desgarrado, pero muy firme y muy poderoso para que volviera la libertad y las instituciones a la Argentina. En uno de los párrafos de la letra dice: “Si pasan música nacional no es que se hayan dado cuenta que la cultura de un país, está en su gente y yo sé que aquí hay polenta!” El final del disco quedó en manos de “Un mundo feliz”, otro tema nuevo grabado en aquellas noches en el Coliseo y que para no desentonar con el resto, manifiesta: “Yo no quiero tanques rojos avanzando por mi barrio, una mañana”.
Más allá de su temática, es necesario reconocer que “Rockas” marcó para siempre a buena parte de la juventud ochentosa argentina. No caben dudas de que tuvo llegada. Las ventas del disco fueron monstruosas en aquel entonces. No pude encontrar certezas sobre cuál es la cifra verdadera, lo cierto es que fueron más de 200.000, aunque encontré críticos que hablan de casi ¡500.000 discos vendidos!!
Hace un buen tiempo sostengo que se puede estudiar la historia a través de los discos de rock, en este caso, bien podría servir “Rockas vivas” para ilustrar aquella época. Por supuesto que habría que acompañarlo de algunos discos más, de artistas como Charly García o León Gieco entre tantos, y la lista sigue…

Corrección: Laura Beroldo (http://www.laura-exlibris.blogspot.com/)
Fuente: Los dialogos de Miguel Mateos fueron extraidos del DVD "Salir Vivo" del año 2002.